Interpretación

No basta con ser bilingüe para ser intérprete

AP | PORTUGAL

 

Puede que te hagas esta pregunta: «¿Por qué gastarme una cantidad relativamente grande de dinero en una interpretación profesional cuando mi padre/madre/vecino/amigo es bilingüe y puede ayudarme?»

La respuesta es simple: porque no basta con ser bilingüe para ser intérprete. Al igual que no basta con saber cocinar para ser chef, ni saber dibujar para ser pintor.

Primero preguntémonos qué es el bilingüismo. El bilingüismo significa dominar ambas lenguas y culturas a la perfección. Poca gente es bilingüe de verdad ya que muchas veces una lengua tiene prevalencia sobre la otra, aquella con la que vivimos, nuestra lengua materna. En cambio, el o la intérprete convive con sus lenguas activas a diario.

La cultura también es muy importante, un intérprete tiene que ser bicultural y debería ser capaz de guiar a su cliente para que su interlocutor extranjero le pueda entender.

La interpretación puede implicar una inversión extra para tu organización, pero sin ella, el mensaje, que es lo que importa realmente, no se transmitirá.

No te diriges de la misma manera a un emir que al presidente de una empresa portuguesa o a un interlocutor asiático. El intérprete está ahí para emplear los recursos lingüísticos y culturales que permitan que el mensaje se transmita y que la otra parte lo entienda.

El intérprete profesional estará capacitado para cumplir con su objetivo. Ya habrá estudiado la empresa, el producto, la competencia y los retos que plantea; ya habrá buscado la terminología apropiada y habrá hecho glosarios.

Además, su habilidad para escuchar o para mantenerse al margen y dejar que se establezca el vínculo entre los diferentes interlocutores hará cualquier reunión más rápida, más receptiva y más eficiente. También puede permitir la reflexión durante el proceso de traducción.

El intervalo entre el discurso y la interpetación: 3 o 4 segundos

En el caso de la interpretación simultánea, la importancia de recurrir a un profesional resulta aún más evidente. En efecto, el intervalo entre el discurso y la interpetación es solo de 3 o 4 segundos. El intérprete de conferencias está acostumbrado a cambiar constantemente del hemisferio izquierdo al hemisferio derecho del cerebro y viceversa, a escuchar mientras habla. Es un ejercicio que se puede aprender, pero no improvisar.

Por último, en sesiones de interpretación consecutiva el intérprete toma apuntes y transmite el discurso cada 10-15 minutos. Un profesional nunca va a ofrecer una traducción frase por frase ya que resulta molesto para sus oyentes. Por sorprendente que pueda parecer, este es el ejercicio más complicado ya que también tienes que saber cómo comunicar.

Cada reunión, seminario y conferencia requiere mucho tiempo de preparación. La interpretación puede implicar una inversión extra para tu organización, pero sin ella, el mensaje, que es lo que importa realmente, no se transmitirá.

N1 em Serviços Trad Simultanea

 

QUIÉNES SOMOS

 

AP | Portugal Tech Language Solutions es una empresa portuguesa de traducción certificada por la norma internacional de calidad ISO 17100 que ofrece servicios de traducción, transcripción, interpretación y subtitulado desde 1998, con una agencia de traducción en Lisboa y otra en Oporto. Está reconocida a nivel internacional por sus competencias tecnológicas en localización de software y páginas web, su SEO y asesoramiento. Invierte de manera entusiasta en el desarrollo de asociaciones y cooperaciones en Luanda, Maputo, Bissau, Praia, Santo Tomé, así como en Brasil y en cualquier lugar del mundo en el que tu organización pueda necesitar un socio para el portugués de África, Brasil o Europa.

ÚNETE A NOSOTROS

Artículos Relacionados:

 Es un hecho que la interpretación remota se está convirtiendo en un servicio popular,...

Comentarios

Subscribir al blog